Método Montessori

Compártelo

El método Montessori se distingue por:

Dotar de  un entorno elaborado.

Los niños pueden trabajar en grupos o individualmente, respetando, de este modo, su propio estilo y ritmo. Cada niño utiliza el material que elige tomándolo de la estantería y devolviéndolo a su lugar para que pueda ser usado por otros.

Los niños realizan sus propios proyectos tal como lo hacen los investigadores en sus laboratorios.

El ambiente es proporcionado a la medida de los niños, con estanterías bajas y distintas medidas de mesas y sillas donde se sientan los niños individualmente o en grupos.
Ordenado, estético, simple, real, donde cada elemento tiene su razón de ser en el desarrollo de los niños.

El aula Montessori integra edades agrupadas en períodos de 3 años:

Menores de 3 años.

De 3 a 6 años.

De 6 a 9 años.

De 9 a 13 años.

Las salas integradas favorecen la cooperación espontánea, el deseo de aprender, el respeto mutuo y la incorporación profunda de conocimientos a través del ejercicio de enseñarle a otros, lo que promueve naturalmente la socialización, el respeto y la solidaridad.

Los niños trabajan con materiales concretos científicamente diseñados, que brindan las llaves para explorar el mundo y para desarrollar habilidades cognitivas básicas. Los materiales están diseñados para que el niño pueda reconocer el error por sí mismo y hacerse responsable del propio aprendizaje.

El adulto es un observador y un guía; ayuda y estimula al niño en todos sus esfuerzos. Le permite actuar, querer y pensar por sí mismo, ayudándolo a desarrollar confianza y disciplina interior.

La educación Montessori cubre todos los períodos educativos desde el nacimiento hasta los 18 años brindando un currículo integrado.

Fuente:http://www.fundacionmontessori.org/metodo-montessori.htm