El método Reggio Emilia y los cien lenguajes.

¡Hola, hola! ¿Habéis oído hablar del método de los cien lenguajes?  Así es conocido también el método de Reggio Emilia  o la pedagogía de la escucha. ¿Queréis descubrir más sobre sus orígenes y detalles interesantes? Entonces… ¡os invito a leer la entrada!

Orígenes del método Reggio Emilia

Los orígenes del método Reggio Emilia se dan hacia 1945. En el norte de Italia los ciudadanos de Reggio deciden construir y gestionar una escuela para los niños. El inicio de este enfoque comienza después de la Segunda Guerra Mundial en Reggio Emilia, una ciudad del norte de Italia. Un grupo de personas campesinas,principalmente mujeres muchas de las cuales habían quedado viudas y con varios hijos y hijas, empiezan a organizarse para poder ofrecer una educación a sus hijos laica y libre de opresión.

Estas familias decidieron construir y dirigir una escuela para niños y niñas. Desde este proyecto surgirán otras escuelas en los suburbios y en los barrios pobres de la ciudad. A este movimiento se unió Loris Malaguzzi, maestro y pedagogo, quien dará inicio e inspira el método Reggio Emilia. Con la venta del material abandonado por los alemanes en la guerra financian este proyecto. De ahí que al principio estuviera auto gestionada por el pueblo, hasta que el ayuntamiento de Reggio se hiciera cargo.

A estas se le añaden más escuelas promovidas por mujeres y con la colaboración del comité de liberación nacional con Loris Magaluzzi. Por aquel entonces todos los padres y ciudadanos de Reggio Emilia querían que sus hijos tuvieran una educación libre de opresión, creativa e innovadora.  Y así fue de la mano de Loris Magaluzzi.

Utilizar la luz negra es una de las claves para dar lugar a la creaacion de ambientes magicos en los talleres de Educaflash.¿Quién es Loris Magaluzzi?

Loris Magaluzzi, maestro y pedagogo dedicó su vida a construir una experiencia educativa de calidad. Apostaba por la búsqueda de la experimentación y por escuelas de servicio público  municipal. Uno de los aspectos más destacados y característicos de Loris Malaguzzi fue su idea de “Los cien lenguajes del niño”. reconociendo todas las maneras diferentes que tiene el niño de interpretar el mundo y representar sus ideas y teorías acerca del mundo. El método Reggio Emilia se ha denominado a veces como la pedagogía de la escucha.

¿De dónde viene lo de “los cien lenguajes del niño”?

Para Loris Magaluzzi los niños poseen cien lenguajes. Con la unión del pensamiento y los cien lenguajes de expresión y la noción de atelier. El niño tiene muchas maneras de interpretar el mundo y de representarlo con sus teorías e ideas. Magaluzzi alienta a los adultos a reconocer y valorar todas las formas de expresión y comunicación que tiene los niños. Escuchemos a los niños de forma activa, el mensaje y el valor que tiene y que le da cada niño, como persona.

Cada mensaje que nos dan los niños tiene un valor y un significado. Es importante escuchar ese significado del mensaje. A diferencia de la educación tradicional, el método Reggio Emilia no dispone de un currículum establecido al cual los niños deban ceñirse.

Una escuela que nos prepare para la vida, sino donde se viva ” (Loris Malaguzzi).

Principios básicos de Reggio Emilia

  • Dotar a los niños de cultura e interés por aprender.
  • Es la pedagogía de la relación y la participación.
  • Estrategia de trabajo grupal
  • Fusión entre distintos lenguajes.
  • Forma educativa de vivir el espacio.
  • Visibilidad del aprendizaje.
  • La familia alargada como modelo.

Utilizar elementos naturales en las aulas es muy enriquecedor, y asi se hace en los talleres de Educaflash

¿Cómo es el ambiente en el método Reggio Emilia?

El ambiente es algo fundamental dentro del método Reggio Emilia. Sus características más importantes son las siguientes: 

  • Ambiente cómodo y acogedor
  • Un clima que invite a la calma y a la serenidad.
  • El diseño y el uso del espacio promueven que haya más comunicación y que así se establezcan mejores relaciones.

Los materiales y los equipos tienen un orden y una belleza en el diseño. Estos materiales  ayudan a favorecer la polisensorialidad, por ejemplo, cestas de mimbre, bowls de madera, espejos, mesas de luz, el retroproyector; son materiales clásicos de la metodología Reggio Emilia. Incorpora cojines, almohadas, telas, sábanas, alfombras, elementos que ayuden a sentir que el ambiente es cálido y acogedor.

Para las creaciones artísticas se suelen ofrecer muchos materiales naturales como piedras, palitos, ramas, conchas, frutos secos, cuerdas,semillas, flores, hojas… que estarán colocados en  bandejas… De todos estos materiales y como usarlos os hablo en mi programa iluminando las aulas conjunto con la pedagogía Montessori y Waldorf.

Todas las aulas se pueden adaptar a las necesidades de los niños y las niñas por lo que no hay mesas ni sillas fijas, los materiales y herramientas siempre están disponibles para el uso de cualquier persona.

La escuela, por lo tanto, es similar a un laboratorio donde vivir  y experimentar, donde vivir experiencias. Es un espacio donde los niños pueden encontrar materiales y equipamiento que motive su curiosidad y deseo de aprender, escenarios de juegos donde sean los protagonistas de su acción, lugares y situaciones donde deban proyectar, plantearse hipótesis, resolver problemas y buscar estrategias de acción diferentes.

Personalmente creo que esta pedagogía es muy enriquecedora así que os animo a poder llevar a cabo este método en vuestras aulas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies