Método Pikler: libertad para conseguir confianza sin miedos

Hoy os vengo a hablar de una de las pedagogías que veo que está cogiendo más fuerza  y que ya  tiene muchas escuelas, casas nido, que se están formando en esta pedagogía tan enriquecedora. Se trata del método Pikler. ¿Queréis saber más cosas sobre él? ¡Entonces atentos a la entrada!

¿Cuáles son los orígenes del Método Pikler?

Emmi  directora del orfanato  Loczy en  Budapest, quería que los niños que habían quedado huérfanos de la segunda guerra mundial estuvieran en un ambiente sano donde pudieran desarrollarse lo mejor posible dentro de las circunstancias que les había tocado vivir  que eran criados en unas instituciones.

Emmi Pikler fue una pediatra austríaca que durante treinta años dirigió un centro de acogida de niños huerfános y abandonados en  el instituto Loczy en Budapest. Sus estudios están mayormente enfocadas a la etapa infantil de 0-3 años.

Los principios pedagógicos que defendía son comunes también a la nueva forma de concebir la infancia de las nuevas pedagogías. Para Pikler el bebé es un ser capaz de desarrollarse de forma autónoma sin ayuda del adulto/a cuando si está en su nivel de maduración adecuado.

¿Cuál es el papel del adulto en el Método Pikler?

El papel del adulto es dar cuidado, afecto y apoyo en momentos cotidianos, por ejemplo, le daba gran importancia al momento del cambio de pañal, como un momento en el que se podía dedicar una atención exclusiva para un niño y generar ese vínculo seguro.

El adulto tiene que establecer una relación rica, segura y significativa para crear un ambiente adecuado donde el bebé pueda sentirse confiado para lanzarse a moverse, a intervenir en la realidad tomando decisiones desde su capacidad de escoger.

En este sentido la competencia del adulto es la de realizar ese intercambio desde la cercanía del bebé para de forma paulatina ir tomando distancia e ir poniendo en juego los elementos del entorno. La mirada del adulto consiste, pues, en favorecer y propiciar la participación activa tanto en el ambiente que lo rodea así como en la evolución que lleva a cabo el niño construyéndose a sí mismo mediante sus propias experiencia.

El adulto interviene de forma activa

El adulto por una parte interviene de forma activa para devolver el bienestar del niño. Si está incómodo en alguna postura o ha perdido el dominio de una situación. También en caso de un conflictos entre niños que no consigan resolver. Pero la mayor parte del tiempo la intervención es desde la distancia. Así se está transmitiendo presencia y siendo observador del proceso de aprendizaje interviniendo con expresiones verbales de tono positivo.

Esta actitud de no intervención se sustenta en la base de confianza hacia las capacidades del niño pequeño. Por ello, las tareas no son impuestas pues es el niño quien decide las suyas propias. Si acaso la educadora sólo se limita a “proponer” mediante la disposición de espacios y de materiales adecuados. El educador se mantiene presente desde la distancia afectiva observando y apoyando el desarrollo del bebé. De esta manera, solo interviene si es estrictamente necesario para restablecer su bienestar.

Para ello Emmi PiKler observó,y defendió lo que ella veía día tras día en sus observaciones y en su diario.

Los niños son seres con mucha iniciativa

Por eso defendió que nosotros como adultos no debemos restringir ni forzar el desarrollo del bebé, sino proporcionarle un ambiente preparado, libre de peligro en el que el propio  bebé a través de sus inquietudes motoras pueda ir desplegando todas su potencialidades, porque lo hará desde su seguridad cuando se sienta seguro.

Es entonces cuando tenemos que darnos cuenta de lo perjudicial que puede ser lo que muchas de nosotros hemos hecho por patrones heredados  y costumbre extendidas  de ayudar al niño de “aprender  andar”, como cuando nosotros le ofrecemos nuestras  manos para que se sujeten.

Método Pikler post ¿Cómo se lleva a cabo el Método Pikler?

A continuacion vamos a ver varios puntos que se tiene en cuenta la hora de llevar a cabo el método Pikler

El educador debe ser la referencia

Dentro del ambiente relacional y emocional considero fundamental referir al tacto del educador y a la sensorialidad del bebé. Lo que el educador transmite a través de sus manos juega un papel esencial en la configuración de la subjetividad del niño, en cómo se percibe a sí mismo; pues la forma en como lo han tratado y tocado así se percibirá a sí mismo y a los demás. Y es que estas manos que le tocan han de transmitir nutrición a través del tacto.

Un aporte esencial de la mirada pikleriana en este sentido es que al tiempo que el educador pone palabras a las acciones que realiza con el bebé, no solo en el cambio de pañal sino en otros momentos como la comida, el baño, el vestir o desvestir; despliega toda una coreografía que sintoniza con su movimiento y ejecuta siempre su acción con los mismos gestos, de forma que el niño pueda anticipar qué es lo que va a suceder después creando seguridad y vínculo.

La consciencia es algo importante en el Método Pikler

Otro de los puntos que también se da en su pedagogía es  la conciencia: hacer consciente al niño de sí mismo y de su entorno, a través del respeto y promoción de la iniciativa del niño en su vida cotidiana. En pocas líneas esto es lo que podría definir en gran mediad esta metodología

¿Y cómo son los materiales?

Los materiales en la Institución Lòzcy son sencillos pero al mismo tiempo ofrecen un desafío al bebé que experimenta una y otra vez para encontrar el gesto preciso para producir un efecto deseado a través de los mismos.Materiales de la vida cotidiana, ricos en matices y texturas, con los que el bebé pueda ejercer acciones en ellos de acuerdo a su momento madurativo.

Todos los materiales favorecen el desarrollo sensoriomotor. Los niños se mueven, desde y con ellos, y generan el descubrimiento del mundo sensorial. Son objetos duros, blandos, redondos, que pueden coger, arrastrar, tirar, aplastar, anudar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies