Emociones positivas en la educación

Compártelo

globos

A menudo vemos cómo los niños están llenos de emociones, y que se le cruzan muchos sentimientos llenos de emociones.

Hoy estando  en la playa escuche tristemente como un padre le decía  a su hijo: “cállate me tienes hasta los cojones”.

Me parece muy triste y una falta de respeto que le hables a si a tu hijo. Desde luego que si te lo dijera tu jefe  no le dejarías que te faltara así al respeto o incluso si te lo  dijera una dependienta, la pondrían de patitas en la calle.

Las emociones de los niños forman parte del él desde el nacimiento, y según sean nuestras emociones responderemos al entorno y las relaciones.

images (1).jpganagrama

Por eso si educamos a nuestros niños en un ambiente positivo de emociones  les estaremos aportando un gran recurso con grandes beneficios.

Cuando educamos  con emociones positivas se sienten  a gusto. Reforzamos una buena conducta. Su concentración es mejor.

Hay una motivación e interés.

La relación e interacción entre personas se desarrolla en una clima positivo afectivo.

Por eso debemos educar desde el cariño y el respeto

Expresa tu emocione sean positivas o negativa. Identifícalas, no te las guardes. Desde un modo ordenado.

Evita tensiones innecesarias y destierra las emociones negativas de la educación como el miedo, la vergüenza, la rabia, etc. Para ello trata de ser comprensivo, no presiones, ni critiques, ni ridiculices, en lugar de eso busca alternativas válidas.images

Deja tiempo para la relajación, el descanso y la asimilación.

Escucha activamente a tus niños. Se trata de escuchar lo que dice y lo que no dice, de llegar a lo que siente.

Publicado en Pedagogía.

Aida

Educadora,especializada en atención temprana. Apuesto por el desarrollo integro del niño,con métodos y terapias alternativas. Otra educación es posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *