Un centro educativo con pedagogías alternativas. La ludoteca de “A Rúa de Valdeorras”

Compártelo

Hoy os hablaré de dos propuestas. Por una parte, os hablaré de un gran amiga y profesional, y por otra parte de la reseña de un libro que me ha llegado por ella misma.

 Cuando empecé mi andadura en esto de las pedagogías alternativas, y decidí montar mi propia página una de las propuestas que tenía en mente, era poder hablar de todos los centros que nos proporcionan una alternativa a la educación.

y aquí esta ludoteca, es una de ellas.

 Esta ludoteca que está en el Concello de “A Rúa de Valdeorras”, muy cerquita de donde yo soy, (Barco de Valdeorras) nace con la intención de proporcionar conciliación a las familias, y en ella trabaja Águeda

Ella es maestra diplomada en educación primaria, pero desde que entro en la Ludoteca (y ya desde mucho antes nos comenta) siempre le fascino el mundo de los más pequerrechos y decido preparar las oposiciones de infantil y por eso eligió el grupo de edad de los más pequeños para su trabajo (tengo el grupo de 3 a 7años, mi compañera el resto dice.).

Un centro donde los niños y las niñas  vana compartir el juego mientras sus papas trabajan.

 

Lleva 11 años trabajando en esta ludoteca municipal, empezaron con 13 niños escasos y ahora tienen lista de espera y cada una tiene una media de 21 a 23 niños.

 

Cuando le pegunte que alternativa educativa seguía me dijo: – En cuanto a método, sigo el mío propio, jijiji. Un día una amiga me pregunto qué método seguía y yo le dije que el computo de toda mi vida, una mezcla de todas las que me llenaban. Montessori, Reggio emilia,,neuroeducacion..etc…

 

La verdad es salí de la carrera con una mano delante y otra detrás, sin saber muy bien por dónde ir, ya que la escuela tradicional y la universidad tradicional poco incentivaron mi espíritu investigador y revolucionario. Fue la “ludo” la que la hizo espabilar. A medida que quería mejorar, ofrecerles algo diferente al colé del que venían desilusionados fui investigando dentro de las posibilidades que tenía, pero, aunque hacíamos proyectos innovadores basados en la educación dramática y el juego simbólico aún estaba muy influenciada por la escuela tradicional de la que salí.

 

Y luego llego Laia, mi hija, a mi vida, y revolucionó todo mi saber. Aquella cosita tan pequeña me hizo darme cuenta de que era necesario reflexionar sobre lo que sucedía en mi espacio y en general en el ámbito educativo. Y verdaderamente cobraron relevancia aquellas palabras que mi abuela (maestra de profesión) me decía cuando decidí estudiar magisterio, ” la tarea de un maestro nunca acaba” y es cierto es una carrera de fondo donde siempre hay que renovarse y no anclarse.

 

Creo en la importancia del juego libre, de la autonomía, de espíritu crítico e investigador, creo en la educación emocional por encima de todo y en el yoga y en la filosofía que conlleva, creo en la importancia de ambientes preparados y del valor de los cuentos.

 

La ludoteca es un servicio que el  Concello creo para la conciliación, se encuentra dentro de las instalaciones del colegio público, lo que facilita mucho el trabajo a los papas trabajadores.

Pero poco a poco se convirtió también en una actividad extraescolar, es la extraescolar del juego como me gusta llamarla a mí.

El espacio de los ludo peques (que es como llamamos al recinto que tengo en la ludo) el ambiente se coloca por espacios al que ellos acceden libremente y por sus intereses, hay pocas normas pero que engloban mucho (recogemos lo que utilizamos y respetamos a los demás), hacemos yoga y tenemos un rincón de yoga y meditación, un carro para el arte (no manualidades), la mesa de luz y el retroproyector está a alcance, … Pero según lo que ellos pidan o soliciten voy cambiando el espacio.

Tenemos proyectos según surja.

Hacemos muchas masas sensoriales y tenemos mucho patio (siempre que nos acompañe el tiempo).

¡Ah!!  y propuestas con las familias, el año pasados hicimos días de ciencia en familia y este año viajaremos por el mundo con ellos. Porque las familias son otra parte importante, ellas tienen invitación a entrar y quedarse siempre que quieran y tenemos un grupo de WhatsApp en que procuro de que participen y les pongo al día de las rutinas diarias.

 

Y aquí estoy deseando aprender cada día más, de mis hijos, de mis ludo peques, de las formaciones, de los libros, de las redes.

Y este es el libro del que nos quiere hablar

Se titula:

 

DE MAYOR QUIERO SER … FELIZ”

 

“Si le preguntamos a nuestro hijo:-

¿Qué quieres ser de mayor?

Seguramente responderán:

astronauta, policía, bailarina,

bombero, futbolista, médico, …

PERO

deberíamos querer que también nos contesten …

FELIZ

¿Qué padre no quiere que su hijo

sea feliz, ahora y de mayor?

Pero primero debemos preguntarnos

a nosotros mismos:

 

¿Qué significa exactamente SER FELIZ?”

 

Así empieza esta maravilla de cuento con el título “De mayor quiero ser … feliz”. Anna Morató García es la autora de esta joya. Es un cuento genial para hacer presentes conceptos tan abstractos como las emociones, el empoderamiento, la capacidad empática, …

La educación emocional es un saber al que no le prestamos la atención que merece, es un curriculum oculto que yo creo que en muchos casos está olvidado, bueno olvidado no, la cuestión es que lo damos por sentado, pero es una saber muy importante, es más yo afirmo que es el más importante de todos los saberes, es la base de casi todo, de nosotros mismos, de nuestras relaciones con los demás y con el entorno. Pero estas cuestiones no siempre son fáciles ni de explicar ni de entender, pues este cuento es una forma genial, me tiene enamorada desde que lo descubrí y no solo me tiene enamorada a mí, también a mi hija y a mis ludo peques que no son pocos. Llevo como dos semanas leyéndoles este cuento a petición de ellos.

 

Y es que Anna Morato ha encontrado la forma de mostrar sencillamente 6 valores como son el poder de las palabras, la importancia de quererse a uno mismo, el valor de saber ponernos en el lugar del otro, la importancia de agradecer lo que tenemos, como gestionar nuestros enfados o lo mega importante que es dejar de decir “no puedo” y decirnos “yo sí puedo”.  El relato es sencillo y corto (algo que tener en cuenta cuando leemos para los más pequeños) a lo que hay sumar las pequeñas reflexiones para los adultos. Y con una de ellas con las que quiero terminar:

 

“el día de mañana tendrán que decidir con que actitud afrontar las adversidades

ya que solo nosotros podemos decidir si somos positivos o negativos”

 

Así que tú decides si quieres incorporar este libro a tu colección o la de tus hijos o a la de tus alumnos. Y así se despide nuestra compañera de educación, apostando por los cambios educativos y por primer un espíritu crítico en la educación.

Espero que os haya gustado. Si es así ya sabéis darle a compartir, para poder seguir sumando más y más cambios,

 

 

Publicado en Pedagogía, Recursos educativos y etiquetado , .

Aida

Educadora,especializada en atención temprana. Apuesto por el desarrollo integro del niño,con métodos y terapias alternativas. Otra educación es posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *